La cadena de suministros y las áreas de producción requieren de un control permanente en sus tareas para que la empresa pueda garantizar el cumplimiento de las condiciones pactadas con sus clientes

Los departamentos de fabricación o de producción y las áreas que gestionan y administran la cadena de suministros suponen la columna vertebral de la empresa. Sin ellos sería sencillamente imposible que una organización pudiese funcionar ya que no tendría capacidad de generar ni de poner a disposición de sus clientes los productos y servicios que comercializa.

El control con proveedores, la gestión de pedidos de compra y de venta, la producción y la puesta a disposición, son aspectos relacionados y que requieren de una trazabilidad en todo momento. De esta forma en el caso de que se produzca un problema en alguna de estas fases, se pueda identificar inmediatamente su origen, evitando que el cliente sufra las consecuencias, ya sea en forma de retrasos, errores en el envío o en la facturación, o cuando el valor percibido por el cliente sobre nuestro producto no cumpla con lo pactado y la agilidad en el proceso de devolución cobra gran importancia.

Tener un control total y ser ágil en los procesos que se integran en toda la cadena de suministros garantiza cumplir las condiciones pactadas con los clientes.

Diariamente, los departamentos de producción y todos aquellos que participan en la administración de la cadena de suministros desarrollan multitud de tareas relacionadas que van desde el aprovisionamiento hasta la puesta a disposición de un producto o servicio en el cliente.

Hablamos de tareas como el control del stock, gestión de órdenes de producción, gestión de inventario, planificación de suministro, emisión de facturas de venta integradas con la contabilidad, gestión de direcciones de envío a cliente, entre otras muchas tareas que son necesarias para cumplir con los compromisos de entrega.

Del mismo modo para generar dichos outputs recibiremos todo tipo de aprovisionamientos necesarios, por eso hablamos de tareas y procesos que van relacionados y que requieren una gestión ágil y detallada.

Gracias a Microsoft Dynamics ERP otorgamos a las empresas operatividad y una gestión integrada de todas las áreas que participan en alguno de los procesos de la cadena de suministros o de las áreas de producción y fabricación.

Izertis Todos los derechos reservados
Zesto